Páginas vistas en total

sábado, 8 de septiembre de 2007

Tópicos recurrentes de las películas con tiburones blancos

http://www.jaws25.com/

La película se inicia con un par de ataques misteriosos que pasan desapercibidos, obra de un tiburón enorme (en películas posteriores a Tiburón, el animal llega a veces a ser tan descomunal que es imposible seguir considerándolo un tiburón blanco, por lo que se recurre a su pariente extinto Carcharodon megalodon, el tiburón blanco gigante del Mioceno y Plioceno).

El protagonista, un veterano que se guía por su intuición (y nunca falla) identifica correctamente al autor de las muertes, pero las autoridades no le creen. Tampoco falta el experto que le daría la razón de no ser por alguna característica que no cuadra ("No existe un tiburón tan grande", "Ese animal está extinto", "Nunca se ha visto un animal como ese en esta zona", etc.).

Un nuevo ataque a la vista de todos le da la razón al protagonista. Se organizan batidas para cazar al animal, capturándose varios inocentes por error. El gigante asesino vuelve a actuar varias veces.

Finalmente, el protagonista, acompañado de otros personajes, decide ir en busca del monstruo y acabar con él por sí mismo. El tiburón les ataca y mata a varios de ellos hasta que el protagonista acaba con el monstruo con un método de pesca tan poco convencional como hacerle tragar una carga explosiva y hacerla estallar luego, o electrocutarle. La inclusión de alguna escena final que deje la puerta abierta a una secuela es opcional.

Tiburón fue un sonoro éxito comercial, siendo la primera que superaba los 100 millones de dólares de recaudación y desbancando a El Padrino (The Godfather, 1972) como película más taquillera de la Historia. El título no le fue arrebatado hasta el estreno de Star Wars (1977) y su impacto sobre la audiencia fue tan grande que aumentaron los casos de hidrofobia y miedo a los tiburones en todo el mundo. Incluso descendió el nivel de afluencia turística a las playas durante una buena temporada. Por otra parte, varias personas comenzaron a pescar tiburones blancos de forma masiva, deseosas de emular a Martin Brody y el capitán Quint, lo que ocasionó un descenso considerable de las poblaciones de este animal. El mito de Tiburón se perpetuó en los medios de comunicación, y su influencia se puede ver en series de televisión, cómics e incluso videojuegos como Tomb Raider o Jaws:Unleashed. Muchas otras películas repitieron la fórmula que llevó al éxito a su predecesora, entre las que se cuentan las siguientes:

Con tiburones blancos

Tiburón 2 (Jaws 2, 1978): un nuevo tiburón blanco enorme vuelve a vérselas con Martin Brody en su pueblo natal.
L'Squalo Bianco (1980): sonoro plagio italiano de Tiburón, con una historia prácticamente idéntica a éste. Llegó a distribuirse en España bajo el falso título de Tiburón 3.
El gran tiburón (Jaws 3-D, 1983): primera en hacer uso de la tecnología 3-D, reproduce el ataque de una gigantesca madre tiburón a un complejo acuático de Florida donde ha sido recluida su cría (una situación que nunca se daría en la realidad). El protagonista es el hijo mayor de Brody.
Tiburón: La Venganza (Jaws: The Revenge, 1987): tras la negativa de Roy Scheider a volver, el personaje de Martin Brody fue "asesinado" con un ataque al corazón y el papel protagonista recayó sobre su viuda, a la que volvía a hostigar un tiburón blanco, esta vez controlado por un vengativo médico con conocimientos de vudú.
Shark Attack (1999): producción televisiva que recrea una serie de ataques en una aldea africana.
Shark Attack 2 (2001): secuela de la anterior.
Las recientes películas de animación Buscando a Nemo (Finding Nemo, 2003) y El Espantatiburones (Shark Tale, 2004) incluyen personajes cómicos encarnados por tiburones blancos. En la primera, el tiburón Bruce (clara referencia al tiburón mecánico de Jaws) es vegetariano y asiste a una especie de reuniones para ex-carnívoros donde trata de deshacerse de su adicción a la ingesta de animales, pero sufre una recaída al sentir el olor de sangre en el agua. En la segunda, los tiburones son una especie de mafiosos de los océanos dirigidos por su peculiar Padrino blanco, Don Lino, a los que se enfrenta el pez protagonista, Óscar. A éste le ayuda a su vez el tiburón Lenny, hijo de Don Lino y también vegetariano.

Sin tiburones blancos

Aunque claramente inspiradas en tiburón, estas películas sustituyeron al gran blanco por otros tiburones o animales acuáticos, intentando atraer a la audiencia con la nueva oferta:
Orca: La ballena asesina (Orca: The killer whale, 1977)
Tintorera (1977): un tiburón tigre aterroriza una playa de México (tintorera también designa a una especie de tiburón distinta al tiburón tigre)
Piraña (Piranha, 1978)
Barracuda (Barracuda, 1978)
Piraña 2 (Piranha Part Two: The Spawning, 1981)
La Bestia (The Beast, 1996): basada en otra novela de Peter Benchley, con un calamar gigante como protagonista.
Alerta en lo profundo (Deep Blue Sea) (1999): tres tiburones mako manipulados genéticamente siembran el terror en una base científica.
Mandíbulas (título en España, El cocodrilo en Latinoamérica) (Lake Placid, 1999): un cocodrilo gigante asola un lago de Maine.
La caza del tiburón (Shark Hunter, 2001): introduce al Carcharodon megalodon en el cine, con importantes errores sobre el mismo (por ejemplo, se repite en varias ocasiones que se extinguió hace 40 millones de años, cuando no apareció hasta hace 23).
Shark Attack 3: Megalodon (2002): secuela de Shark Attack, pero siguiendo los pasos de Shark Hunter.

No hay comentarios: