Páginas vistas en total

sábado, 8 de septiembre de 2007

Los Tiburones dormidos

Para los buzos audaces es un reto visitar la Cueva de los Tiburones Dormidos, descubierto hace unos años por un pescador isleño conocido como "El Válvula" y dado a conocer por el fotógrafo submarino, fallecido en febrero de 1998, Ramón Bravo. La cueva consta de formaciones coralinas con cavidades en las que los tiburones permanecen aletargados y se pueden acercar a ellos; una explicación de este fenómeno es que la baja salinidad del agua produce somnolencia en los tiburones, además de que les sirve para limpiarse de los parásitos que se le adhieren. Este sitio de buceo de profundidad representa riesgos, por lo que se requiere ser buzo experto.

Tiburón Ballena

El Tiburón Ballena (Rhincodon typus) es natural de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico. Se le encuentra en aguas costeras y oceánicas, tanto tropicales como templadas.Este es el pez más grande que nada los océanos de hoy. Los adultos tienen una longitud de doce metros, es posible que algunos logren los dieciocho metros.La alimentación de este gigante consiste de plancton, siendo complementada con pequeños peces como anchovetas y calamares.Al Tiburón Ballena también se le llama “Dámero” y “Pez Dama”.

Tiburón Sierra

Los Tiburones Sierra tiene el hocico lo tienen alargado y comprimido. En el hocico, antes de la boca, tiene dos largos barbillones y dientes laterales de diferentes tamaños. La cabeza es comprimida. El cuerpo alargado y cilíndrico (ligeramente comprimido).Tienen dos aletas dorsales (las dorsales son las de la espalda o dorso); delante de estas aletas no tienen aguijón (o espina). Las aperturas branquiales a ambos lados de la cabeza son cinco o seis. No tienen aleta anal.A pesar que la apariencia de su cabeza y hocico se parece a la de los Peces Sierra, el parentesco de los Tiburones Sierra a estos otros es el mismo (o similar) al de los otros tiburones hacia los Peces Sierra.

El tiburón mas prehistorico -Tiburón de Gorguera-

El Tiburón de Gorguera (Chlamydoselachus anguineus) es natural de los océanos Atlántico y Pacífico. En el Pacífico se le encuentra desde las aguas próximas a Japón hasta Nueva Zelanda, y en California y Chile. En el Atlántico en las costas próximas desde el norte de Europa, Noruega, hasta el sur de África, Sudáfrica.El cuerpo es cilíndrico y alargado, se asemeja a una anguila. De longitud logra de uno a dos metros. Tienen seis aperturas branquiales a cada lado de la cabeza; la primera apertura se une por la parte inferior del cuerpo.Al Tiburón de Gorguera también se le llama “Tiburón Anguila”. En inglés se le conoce por “Frill Shark”.
video

Suño, el tiburón japonés

Los Suños son tiburones. Habitan en los océanos Pacífico e Índico tropical. Se ausentan del océano Atlántico y del mar Mediterráneo. Demuestra preferencia por las aguas costeras; se le documenta de los 2 hasta los 150 metros de profundidad. Se le ven en las costas desde el sur de África hasta el Japón. Se encuentran presentes en Australia y Nueva Zelanda. En las costas de las Américas son naturales desde California hasta Perú. También habitan las aguas de las islas Galápagos.Entre los tiburones, los Suños se caracterizan por tener dos aletas dorsales (las dorsales son las de la espalda o dorso); delante de cada una de estas aletas tienen un aguijón (o espina). Los dientes en ambas mandíbulas se presentan en dos formas diferentes; los dientes delanteros (al centro de cada mandíbula) son pequeños, cónicos y numerosos, le sirven para atrapar; los otros dientes que se encuentran posteriores (y a los lados) son más grandes y aplanados en su parte superior, los cuales son empleados para masticar. Las aperturas branquiales a ambos lados de la cabeza son cinco. Las especies en este grupo tienen aleta anal.

Otras características que no son esenciales para distinguirlos de los otros tiburones pero sí facilitan su identificación: El hocico es achatado. De longitud no logran más de 1.5 metros.No son muy activos, permanecen en el fondo gran parte del tiempo. Emplean las aletas pectorales (las del pecho) para “caminar” por el fondo del mar.La reproducción de todas las especies en este grupo es ovípara. Depositan los huevos todo el año. Los huevos son una envoltura alargada de color castaño oscuro de unos 15 cm., con capa córnea y dos bordes en forma de espiral. Normalmente la camada de cada hembra es de dos huevos a la vez, los cuales son depositados en un lugar “nido” comunitario. Se han encontrado hasta dieciséis huevos en estos nidos. Después que la madre expulsa un huevo, le puede tomar hasta dos horas cada huevo, lo lleva, en su boca, a un lugar seguro entre las rocas en el nido. La incubación toma unos ocho meses.Se alimentan de moluscos. Complementa su dieta con peces, crustáceos y erizos de mar. Trituran las conchas de los moluscos con sus poderosas mandíbulas. Se le considera indeseable por los criadores de ostiones.Algunos autores describen este tiburón de ser “primitivo” (forma muy antigua) y estar emparentados con especies ya extinguidas hace muchos millones de años. Otros zoólogos no lo consideran tan antiguo y ser descendiente de los tiburones alfombra en el orden Orectolobiformes. Los fósiles más antiguos de los suños que se han encontrado tienen 150 millones de años, lo cual los sitúa en el período Jurásico.A los Suños también se les llaman “Dormilones” y en los libros científicos es posible encontrarlos bajo el nombre de “Heterodontiformes”. “Heterodontus” quiere decir “que tiene dientes diferentes”.

Tópicos recurrentes de las películas con tiburones blancos

http://www.jaws25.com/

La película se inicia con un par de ataques misteriosos que pasan desapercibidos, obra de un tiburón enorme (en películas posteriores a Tiburón, el animal llega a veces a ser tan descomunal que es imposible seguir considerándolo un tiburón blanco, por lo que se recurre a su pariente extinto Carcharodon megalodon, el tiburón blanco gigante del Mioceno y Plioceno).

El protagonista, un veterano que se guía por su intuición (y nunca falla) identifica correctamente al autor de las muertes, pero las autoridades no le creen. Tampoco falta el experto que le daría la razón de no ser por alguna característica que no cuadra ("No existe un tiburón tan grande", "Ese animal está extinto", "Nunca se ha visto un animal como ese en esta zona", etc.).

Un nuevo ataque a la vista de todos le da la razón al protagonista. Se organizan batidas para cazar al animal, capturándose varios inocentes por error. El gigante asesino vuelve a actuar varias veces.

Finalmente, el protagonista, acompañado de otros personajes, decide ir en busca del monstruo y acabar con él por sí mismo. El tiburón les ataca y mata a varios de ellos hasta que el protagonista acaba con el monstruo con un método de pesca tan poco convencional como hacerle tragar una carga explosiva y hacerla estallar luego, o electrocutarle. La inclusión de alguna escena final que deje la puerta abierta a una secuela es opcional.

Tiburón fue un sonoro éxito comercial, siendo la primera que superaba los 100 millones de dólares de recaudación y desbancando a El Padrino (The Godfather, 1972) como película más taquillera de la Historia. El título no le fue arrebatado hasta el estreno de Star Wars (1977) y su impacto sobre la audiencia fue tan grande que aumentaron los casos de hidrofobia y miedo a los tiburones en todo el mundo. Incluso descendió el nivel de afluencia turística a las playas durante una buena temporada. Por otra parte, varias personas comenzaron a pescar tiburones blancos de forma masiva, deseosas de emular a Martin Brody y el capitán Quint, lo que ocasionó un descenso considerable de las poblaciones de este animal. El mito de Tiburón se perpetuó en los medios de comunicación, y su influencia se puede ver en series de televisión, cómics e incluso videojuegos como Tomb Raider o Jaws:Unleashed. Muchas otras películas repitieron la fórmula que llevó al éxito a su predecesora, entre las que se cuentan las siguientes:

Con tiburones blancos

Tiburón 2 (Jaws 2, 1978): un nuevo tiburón blanco enorme vuelve a vérselas con Martin Brody en su pueblo natal.
L'Squalo Bianco (1980): sonoro plagio italiano de Tiburón, con una historia prácticamente idéntica a éste. Llegó a distribuirse en España bajo el falso título de Tiburón 3.
El gran tiburón (Jaws 3-D, 1983): primera en hacer uso de la tecnología 3-D, reproduce el ataque de una gigantesca madre tiburón a un complejo acuático de Florida donde ha sido recluida su cría (una situación que nunca se daría en la realidad). El protagonista es el hijo mayor de Brody.
Tiburón: La Venganza (Jaws: The Revenge, 1987): tras la negativa de Roy Scheider a volver, el personaje de Martin Brody fue "asesinado" con un ataque al corazón y el papel protagonista recayó sobre su viuda, a la que volvía a hostigar un tiburón blanco, esta vez controlado por un vengativo médico con conocimientos de vudú.
Shark Attack (1999): producción televisiva que recrea una serie de ataques en una aldea africana.
Shark Attack 2 (2001): secuela de la anterior.
Las recientes películas de animación Buscando a Nemo (Finding Nemo, 2003) y El Espantatiburones (Shark Tale, 2004) incluyen personajes cómicos encarnados por tiburones blancos. En la primera, el tiburón Bruce (clara referencia al tiburón mecánico de Jaws) es vegetariano y asiste a una especie de reuniones para ex-carnívoros donde trata de deshacerse de su adicción a la ingesta de animales, pero sufre una recaída al sentir el olor de sangre en el agua. En la segunda, los tiburones son una especie de mafiosos de los océanos dirigidos por su peculiar Padrino blanco, Don Lino, a los que se enfrenta el pez protagonista, Óscar. A éste le ayuda a su vez el tiburón Lenny, hijo de Don Lino y también vegetariano.

Sin tiburones blancos

Aunque claramente inspiradas en tiburón, estas películas sustituyeron al gran blanco por otros tiburones o animales acuáticos, intentando atraer a la audiencia con la nueva oferta:
Orca: La ballena asesina (Orca: The killer whale, 1977)
Tintorera (1977): un tiburón tigre aterroriza una playa de México (tintorera también designa a una especie de tiburón distinta al tiburón tigre)
Piraña (Piranha, 1978)
Barracuda (Barracuda, 1978)
Piraña 2 (Piranha Part Two: The Spawning, 1981)
La Bestia (The Beast, 1996): basada en otra novela de Peter Benchley, con un calamar gigante como protagonista.
Alerta en lo profundo (Deep Blue Sea) (1999): tres tiburones mako manipulados genéticamente siembran el terror en una base científica.
Mandíbulas (título en España, El cocodrilo en Latinoamérica) (Lake Placid, 1999): un cocodrilo gigante asola un lago de Maine.
La caza del tiburón (Shark Hunter, 2001): introduce al Carcharodon megalodon en el cine, con importantes errores sobre el mismo (por ejemplo, se repite en varias ocasiones que se extinguió hace 40 millones de años, cuando no apareció hasta hace 23).
Shark Attack 3: Megalodon (2002): secuela de Shark Attack, pero siguiendo los pasos de Shark Hunter.

Ecología

Los tiburones desempeñan un papel ecológico importante en los océanos, similar al de los grandes depredadores en tierra. Además de librar las aguas de residuos, los tiburones cazan a los miembros más débiles o heridos de las poblaciones de peces, ayudando así a la especie a mantener su fuerza genética. No obstante, dado que los métodos modernos de pesca han contribuido a agotar muchas especies de peces, la industria considera a los tiburones como competidores, hasta el punto de que los barcos de arrastre que pescan los camarones utilizan escudos eléctricos para proteger sus capturas. Por otra parte, dada la escasez y el precio creciente de muchos pescados para consumo humano, la carne de tiburón se expende hoy en día a precios similares a la de los pescados tradicionales. Esta carne (y las aletas, empleadas para hacer sopa) se consume desde hace mucho tiempo, sobre todo en los países del este de Asia, pero hoy en día su presencia en los mercados es cada vez mayor y se compara con la carne del pez espada.

Clasificación científica: los tiburones pertenecen a la clase Condríctios. El nombre científico del tiburón ballena es Rhincodon typus, y el del tiburón toro es Carcharhinus leucas. El nombre científico del tiburón peregrino es Cetorhinus maximus, el del tiburón tigre es Galeocerdo cuvier, el de la mielga es Squalus acanthias, y el del tiburón blanco es Carcharodon carcharias. Los peces martillo componen la familia Esfírnidos. El nombre científico del tiburón azul o tintorera es Prionace glauca. El marrajo (Isurus oxyrinchus) es una especie cosmopolita, bastante común en las costas europeas. Otras dos especies frecuentes en el Atlántico y el Mediterráneo son el cazón, Galeorhinus galeus, y el zorro marino, Alopias vulpinus.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Reproducción

A diferencia de los peces óseos, que por regla general alumbran grandes masas de crías diminutas e inmaduras, la mayor parte de los tiburones alumbran a crías grandes y bien desarrolladas, hasta un número máximo de 100 por camada. El tiburón tigre, por ejemplo, sólo da a luz a dos crías por camada. La fecundación es interna: el macho inserta uno de sus órganos copuladores en la hembra. La mayoría de los tiburones son ovovivíparos, es decir, los huevos se abren en el interior de la hembra, que alumbra crías vivas. Algunos son ovíparos; ponen huevos protegidos por una cáscara córnea con filamentos que sirven para anclarse a rocas o plantas marinas. Otros son vivíparos: las crías se desarrollan en un útero análogo al de los mamíferos. El saco de la yema del huevo se convierte en una placenta en los pliegues de la pared uterina y proporciona nutrientes al embrión. El desarrollo embrionario dura más de seis meses y, en el caso de la pintarroja del Atlántico, dura cerca de dos años. Al nacer, las crías de algunas especies grandes miden más de 1 m de longitud y son nadadores veloces que se alimentan de las mismas presas que los adultos. En muchos casos, las crías nacen en zonas protegidas próximas a la costa, lejos de los machos. Los tiburones ayunan durante largos periodos en la estación de reproducción y se mantienen recurriendo a las grandes reservas de lípidos almacenadas en el hígado. Así evitan devorarse los unos a los otros, así como a las crías.

Sentidos y alimentación

Los tiburones tienen un agudo sentido del olfato; son capaces de detectar vestigios de sustancias, como la sangre, en el agua, y seguirles la pista hasta su origen. La vista, aunque menos aguda, les permite percibir de forma vaga movimientos de luces y sombras en aguas oscuras cuando se aproximan a su presa. Son muy sensibles a los sonidos de baja frecuencia y tienen una audición direccional magnífica. Los órganos que poseen en las líneas laterales y el hocico les permiten captar estímulos eléctricos débiles procedentes de las contracciones musculares de los peces óseos. Esta combinación de sentidos, y su agudeza, explican su éxito evolutivo.

Cuando cazan en bandadas, pueden incitarse entre sí hasta un frenesí devorador. Describen círculos en torno a su presa y se abalanzan sobre ella de repente, por lo general desde debajo (pero sin ponerse boca arriba, como suele creerse). No obstante, a pesar de la cantidad de buceadores, nadadores y esquiadores acuáticos que se aventuran en aguas infestadas de tiburones, se producen relativamente pocos ataques. Cuando eso ocurre, cerca de un tercio resultan mortales. Entre las especies más peligrosas para el ser humano se encuentran el tiburón blanco, el pez martillo, el tiburón tigre y el tiburón azul o tintorera.

Características físicas

La mayor parte de los tiburones son de color gris y tienen la piel correosa, cubierta de pequeñas escamas placoideas afiladas y puntiagudas que, al contrario de las que caracterizan a los peces óseos, no aumentan de tamaño en la forma adulta. Tienen un cuerpo fusiforme terminado en un rostro afilado y con la boca situada en posición ventral. Presentan de cinco a siete hendiduras branquiales detrás de la cabeza. La cola es asimétrica y la columna vertebral se prolonga en su lóbulo superior (cola heterocerca). Muchas especies tienen hileras de dientes afilados enclavados en membranas fibrosas en lugar de en las mandíbulas; los dientes, que pierden a menudo al clavarlos en la carne de sus presas, son reemplazados con rapidez por otros dientes que se desplazan hasta ocupar el espacio que dejan los primeros. Las aletas y la cola de los tiburones son rígidas en vez de eréctiles, como las de los peces óseos. Desmintiendo la creencia popular, las aletas dorsales rara vez sobresalen de la superficie del agua cuando los peces nadan próximos a ésta.

Los tiburones carecen de vejiga natatoria y, si se quedan inmóviles, se hunden. Poseen poderosas enzimas digestivas y un pliegue epitelial especializado que forma una espiral a lo largo del intestino delgado y, que les permite absorber gran diversidad de alimentos. Los tiburones son en gran medida carroñeros; se alimentan de peces heridos, carroña, basura y otros residuos procedentes de los barcos. También se alimentan de animales como focas, tortugas, aves, ballenas, cangrejos y gran variedad de peces. Los machos se identifican por unas extensiones de las aletas pélvicas que les sirven de órganos copuladores.
video

Tiburón

Tiburón, cualquiera de unas 375 especies de peces que, junto con los rayiformes y las quimeras, se distinguen claramente del gran número de especies de peces óseos por su esqueleto cartilaginoso. Los tiburones son peces versátiles y tienen sentidos muy agudos; muchas de sus especies son capaces de cazar y devorar a casi cualquier otro animal marino, tanto en mares profundos como en mares poco profundos. Estos dos rasgos explican su larga historia evolutiva; muchas de las especies de tiburones de nuestros días son muy similares a especies que nadaban en los mares del cretácio, hace más de 100 millones de años. Muestran también una gran variabilidad en lo que se refiere a su comportamiento y a su tamaño. El tiburón ballena es el tiburón más grande, y también el pez más grande de todos los mares; alcanza los 15 m de longitud. Hay especies por el contrario que miden menos de 50 cm de largo. Los tiburones son peces sobre todo marinos que viven en todos los mares, y que abundan en aguas tropicales y subtropicales. No obstante, muchas especies migran remontando los ríos, como el tiburón toro que llega hasta el lago Nicaragua, en América Central. Los tiburones son conocidos como carnívoros agresivos que incluso llegan a atacar a miembros de su propia especie, pero dos de los de mayor tamaño —el tiburón peregrino y el tiburón ballena— son animales dóciles que se alimentan de plancton, filtrándolo del agua por medio de peines branquiales.