Páginas vistas en total

sábado, 30 de agosto de 2008

Los tiburones son sensibles a la sobrepesca


Los océanos, que contienen el 90 por ciento de la biomasa viviente del mundo y son fuente primaria de alimento para mas de tres mil millones y medio de personas, actualmente sufre una grave degradacion.

Los tiburones habitan los mares desde épocas prehistóricas incluso antes de la existencia de los dinosaurios, habiéndole descubierto restos de un antepasado que contaba con piel lisa y que data de 400 millones de años de antigüedad. Aunque esta especie es de las mas antiguas que se conoce, poco se sabe acerca de el, por ejemplo, poco se conoce de su longevidad, aunque se sabe que tiene un proceso de maduración a la edad adulta muy lento con respecto a otras especies y que ha sobrevivido a por lo menos extinciones de mega fauna donde ha perecido mas del 80 por ciento de estas.

Los tiburones, los cazones y las rayas pertenecen al grupo de los elasmobranquios o peces cartilaginosos, porque su esqueleto no esta formado por huesos sino por cartílago, Su cuerpo cubierto por dentículos dérmicos, cuerpo fusiforme, aleta dorsal con la característica forma de timón, sus branquias forman aberturas y no agallas; además, no poseen vejiga natatoria pues el principal órgano que interviene en su flotacion es el hígado que esta saturado de aceite. En el aparato genitourinario se produce la urea que al pasar a la sangre detiene y fija el agua a través de una membrana, por lo que no necesita ingerir mas. La mayoría son carnívoros; sin embargo otros son planctofagos y también existen herbívoros. Pueden ser ovíparos, es decir que se desarrollan depositando un numero de huevos grandes, rodeados por una capa cornea con forma de almohadilla que se fija en el fondo. También pueden ser vivíparos, en estos la cría se desarrolla dentro de la madre, a la que se conecta por medio de una especie de placenta para obtener su alimento. Estas características los hacen diferentes a los peces óseos o teleosteos. Un solo puñado de especies atacan a los humanos, la mayoría de los 350 especies son inofensivas, siendo algunas hasta vegetariana.

Los tiburones se localizan en todos los mares del planeta, por lo que se les considera cosmopolitas, aunque se encuentran principalmente en el franja comprendida entre el Trópico de Cáncer y el de Capricornio. En el mar, viven nadando como animales pelagicos , alcanzando grandes velocidades en su desplazamiento, gracias a su cuerpo en forma de huso y a su fuerte aleta caudal; existen algunos que habitan en el fondo de la plataforma continental y llegan al talud y a los abismos, como por ejemplo Apristurus indicus, capturado a 1200 metros en el este del Atlantico.

Numerosas variedades de tiburones crecen lentamente, tardan mucho tiempo en madurar y no son muy fertiles. El tiburón blanco alcanza la madurez a los 9 años los machos y a los 15 años las hembras. Hay otras especies de tiburones que solo dan una cria y algunos como el tiburón Sandbar comienza su madurez sexual a los 25 años. Como vemos, la incapacidad de los tiburones para reproducirse rápidamente, no les permite reemplazar adecuadamente la población que cae presa de la pesqueria. Lo que significa que son en extremo vulnerables al exceso de explotacion, ya que se requieren muchos años para que su población aumente de nuevo. Alrededor de 36 especies, entre las 100 variedades que se explotan son vulnerables, están amenazados o en peligro critico de extinción.

La gran mayoría son carnívoros, pero por su tamaño y la naturaleza de la dentadura unos son mas peligrosos que otros, por otro lado el alimento principal de los tiburones son los peces de tamaño mediano viejos y enfermos.

Considerando el increíble numero de tiburones pescados entre 150 a 200 millones de ejemplares, es necesario reflexionar. Los tiburones son especies que, al igual que las ballenas y los delfines, son los depredadores a la cabeza de la cadena alimenticia, por lo que poseen tasas de reproducción muy lentas. Esto los hace muy sensibles a la sobrepesca.

En Mexico por ejemplo hasta agosto del 2002, las capturas de tiburón y cazon, tanto en el Océano Atlántico como en el Pacifico, han totalizado un volumen de 14.700 toneladas. Esta cifra representa una disminución estimada del 12 por ciento con respecto al periodo 1997-2001, y del 35 por ciento, si se las compara con el lapso 1990 - 1996, cuando se pescaron 34.000 toneladas. En 1998 había 57 barcos con permiso para la pesca de tiburón, este numero se incremento a 303 en 2002. Si hasta la fecha las capturas se mantienen estables es debido al incremento del esfuerzo de pesca y no a la disponibilidad de los stocks.

En los últimos 500 años, la actividad humana ha llevado 816 especies de la fauna y flora a la extinción, según la lista de especies amenazadas (Unión Mundial para la Naturaleza). Desde 1800, han desaparecido 103 especies, lo cual indica una tasa de extinción 50 veces superior al ritmo natural. Muchas especies se perdieron incluso antes de haber sido descubiertas y con ellas nuevas posibilidades de culturas agrícolas, productos industriales o medicinas para curar las enfermedades. Con la perdida de diversidad, aumenta la uniformidad, la dependencia de unas pocas variedades de plantas para alimentarnos y sobre todo crece la vulnerabilidad ante las plagas y las enfermedades. La biodiversidad se pierde debido al deterioro y fragmentación de los Hábitats, a la introducción de especies, la expoliación excesiva de plantas, animales y peces, la contaminacion, el cambio climático, la agricultura (reducción de las variedades empleadas, plaguicidas) y repoblaciones forestales con monocultivos de rápido crecimiento.

La Lista Roja de la Union Internacional para la conservacion de la Naturaleza (UICN) de 1996 incluye 32 especies de tiburones y rayas, la del ano 2000 muestra un significativo aumento de 95 especies, incrementándose de 7 a 19 en numero de especies catalogadas como vulnerables y de 7 a 17 las especies en peligro de extinción. Se puede citar el caso de Yemen o de Djibuti, donde los pescadores han vaciado literalmente de tiburones esa zona del Mar Rojo a causa de su sistema de pesca con boyas flotantes a las que enganchan anzuelos. El objetivo fue cortarles las aletas para venderlas al mercado asiático. En todo el Mar Rojo se ha producido una masacre. El mismo problema existe en las Galápagos y en la Isla de Coco con la Cornuda negra que a pesar de la existencia de parques nacionales en la zona, padece una presión de pesca terrible.


No hay comentarios: